Noticia Versión ampliada


 
< volver

30/10/2020 | La Nacion
Soja: el crecimiento de la brecha cambiaria licuó la suba de los precios
El crecimiento de la brecha cambiaria licuó la suba de los precios internacionales de los commodities medido en dólares billete

 

Una vieja publicidad de cerveza mostraba el encuentro de dos viejos amigos que hacía tiempo no se veían y uno le decía al otro ¡pero si estás igual! Seguramente no se refería a su aspecto físico, sino a algo interior que no había cambiado.

Distintas formas de ver lo mismo. Con el precio de los granos y, en soja en particular, todo parece haber cambiado o no de acuerdo cómo se lo mire. Como podemos observar en el gráfico de abajo, la soja en dólares oficiales tuvo una suba de un 50% aproximadamente desde el inicio de la cosecha hasta hoy.

Comparado con el arranque de este período, han mejorado las relaciones con los principales insumos dolarizados que tiene el agro, fertilizantes y agroquímicos principalmente. Si lo miramos en pesos, la suba desde la cosecha hasta hoy casi duplica su valor, esto mejora considerablemente los gastos de administración y estructura de las empresas.

Por último, si lo analizamos en dólares billete se ha mantenido casi en los mismos valores que en cosecha, ¡estás igual! En definitiva, el crecimiento de la brecha cambiaria licuó la suba de los precios internacionales de los commodities medido en dólares billete.

Esto explica en parte el fracaso de la baja de las retenciones por tres meses para la soja. Las ventas de los productores después de las medidas fue similar a las semanas anteriores a la misma. Sí se observó una mayor anotación de DJVE de aceite y harina del sector exportador, quizás como gesto de la industria al nuevo diferencial de dos puntos entre el poroto de soja y sus subproductos que negocio con el Gobierno. Las escasas ventas de granos se dan porque no modifica el principal indicador que observan aquellos que tienen dólares: la brecha cambiaria.

Cuidar los dólares
Aquellos que esperan una devaluación para que se achique la brecha y poder vender los granos, es bueno ver y analizar qué pasó con las últimas modificaciones bruscas del tipo de cambio en la Argentina.

Si miramos las últimas tres devaluaciones en mayo 2018, septiembre del mismo año y agosto de 2019, la suba del tipo de cambio se ve acompañada por una baja de los precios en dólares. En mayo de 2018 con una devaluación del 23% la caída en dólares de la soja fue de un 4%, en septiembre 2018 la devaluación fue del 29% y la soja bajó un 8% en dólares y, por último, después de las elecciones primarias del año pasado, la devaluación fue del 20% y la caída del precio en dólares del poroto fue de 4%.

En las últimas tres devaluaciones en mayo 2018, septiembre del mismo año y agosto de 2019, la suba del tipo de cambio se ve acompañada por una baja de los precios en dólares.

En las últimas tres devaluaciones en mayo 2018, septiembre del mismo año y agosto de 2019, la suba del tipo de cambio se ve acompañada por una baja de los precios en dólares.

Las causas por lo que esto ocurre son varias, el mercado internacional puede bajar y arrastrar al local porque ve que un país productor devalúa su moneda y va a ser más competitivo, otra razón es que el sector exportador no traslade toda la devaluación al productor y también porque la devaluación pueda venir acompañada de un aumento de impuestos vía derechos de exportación o directamente sobre el tipo de cambio.

¿Estaremos en la puerta de una devaluación importante en los próximos meses? De ocurrir, ¿traerá más beneficios por la captura de mayor competitividad y achicamiento de la brecha? ¿O vendrá asociada a un aumento de impuestos superior a los actuales?

La clave parece ser preparar la mejor estrategia para la empresa para poder cuidar los dólares producidos o a producir, tratando de no perder las oportunidades de buenos precios que el mundo nos ha ofrecido en los últimos meses.

El autor es presidente de Globaltecnos

Por: Sebastián Gavaldá


< volver