Noticia Versión ampliada


 
< volver

15/06/2021 | El Cronista
Stop en el precio de la soja: los motivos de la caída y qué se proyecta
El cierre bajista afectó también al trigo y al maíz. La principal razón fue los cambios en los pronósticos climáticos en Estados Unidos. Cómo puede impactar la volatilidad en el precio de la soja en los resultados de la economía Argentina.

 

El cambio de pronóstico climático en las zonas productoras de Estados Unidos y, por ende, potenciales mejoras de oferta, arrastraron los precios de los granos y, en particular, al de la soja. Ayer terminó la rueda de negocios con pérdidas de 2,4% en la Bolsa de Chicago, lo que representa un retroceso de más de u$s 13, hasta que se ubicó en u$s 540,96 la tonelada.

La jornada en el principal punto de referencia mundial para el valor de las materias primas agrícolas también dejó bajas para el maíz. Los futuros cayeron un 4%, casi u$s 10, y cerraron a 260 dólares la tonelada. El trigo, en tanto, se cotizó con leves bajas de 0,91% y terminó con un valor por tonelada de 247,8 dólares.

"Esta baja de 13 dólares muestra una volatilidad bastante alta en los precios, que no es usual. Además, se suma a varias caídas que viene habiendo luego de que la soja rozara los 600 dólares hace un par de semanas. Sin embargo sigue siendo un buen nivel de precios y más si los comparamos con el nivel de precios de esta época el año pasado, que habían sido muy bajos", explicó David Miazzo, economista jefe de FADA.

Si se compara el precio de la soja contra junio del año pasado, más allá de las bajas en las últimas semanas, registró un aumento del 60% en dólares. La tonelada en aquel momento cotizaba en torno a los u$s 325 en el mercado de referencia de Chicago, cuando actualmente se ubica levemente por encima de los u$s 540.

"En la producción tanto de soja, como de trigo desde la Bolsa registramos una caída por cuestiones climáticas. Por eso, en volumen ya de por sí estábamos más abajo -solo que los precios permitían compensar esa caída- pero, si siguen ajustándose eso pueden cambiar", adelantó Emilce Terré, jefa de estudios económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Para comprender el por qué de la alta volatilidad y las caídas generalizadas los especialistas remarcan que hay que enfocarse en el análisis del contexto internacional con gran liquidez y en la evolución de las variables climáticas.

En "el Cinturón Maicero" norteamericano es donde mejores rindes se esperan por un aumento de precipitaciones, por lo cual donde estuvieron las mayores bajas porcentuales.

"La volatilidad nos afecta mucho porque Argentina no tiene ningún control sobre los precios internacionales y estos cambios que estamos viendo van a modificar enormemente los resultados. Estamos ante un contexto internacional de gran incertidumbre y los resultados pueden ser muy distintos en base a eso", explicó Terré.

En la misma línea Miazzo agregó que cualquier baja atentará con las expectativas de mayor ingreso de dólares y mayor recaudación por derechos de exportación.

Para completar el panorama, además de las mejoras climáticas que ayudarán a que crezcan la oferta, se sumaron algunas especulaciones en Estados Unidos sobre medidas que podría tomar la nueva administración liderada por Joe Biden respecto a nuevas leyes de biocombustibles que afectarían a la demanda de poroto de soja.

PROYECCIONES A FUTURO:
La situación estructural internacional y la fuerte demanda de China que continúa, sostienen las proyecciones a futuro del precio de la soja.

"No esperamos que las bajas se profundicen de manera sustancial, deberíamos tener un buen nivel de precios por los próximos meses y el próximo año porque también hay cuestiones globales de mayor liquidez a nivel mundial que se traducen en mayores precios de los bonos, las acciones, el dólar, el petróleo y también los commodities agrícolas", detalló Miazzo.

La especialista Terré concluyó: "por ahora, la intención de siembra para la próxima campaña está bastante firme. Se está avanzando sobre el trigo, hay una gran expectativa con el maíz, así por el momento no vemos una caída en el área sembrada en Argentina".

 


< volver